Anciano a la vera de la vida

Tantas aventuras, tanto caminado. tanto vivido y ahora me sorprende la vida con esta paz no deseada. Quisiera seguir andando, recorriendo los campos, llevando la vara para que los aceitunos pierdan su fruto. Pero hay que aprender resignación ante los inevitables cambios, paciencia para asumir aquello que perdemos y serenidad ante la muerte.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anuncios

5 comentarios sobre “Anciano a la vera de la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s