Cielos divinos

Cielos divinos

Cada vez que dudo de ti te me apareces. Sabes pillarme con la guardia baja, y te me presentas en unos cielos inmensos, que en un juego visual con las nubes me hacen sentir que tu amor y presencia se derrama en forma de luces y sombras. Si me pongo a pensar sé que es un hecho físico, pero esa casualidad de que mi alma con requiebros se alegre y reconforte con el espectáculo hace que crea que eres tu Dios todopoderoso quién me muestra que allí estás viendo por mí. Como siempre.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anuncios

7 comentarios sobre “Cielos divinos

  1. Es una pregunta interesante que plantea un dilema. No sé…, pero entonces ¿de dónde salen las matemáticas y el orden? Supongo que la lógica no lo domina todo y que hay un terreno para lo inconcreto en el alma. Creo que la “inteligencia” es tan amplia que se escapa a nuestro raciocinio (y es en ese mundo etéreo, ta vez inconsistente, donde se oculta lo inverosímil), por eso tendríamos que aceptar (con tu cuestionamiento lo corroboras de alguna manera) que Dios posee tan amplio grado de inverosimilitud como de ciencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s