Arlequín

Arlequín de sombras

Sonreía entre la gente, el disfraz gastado y ese aire de niño eterno. Nadie sabía desde cuando estaba allí,solitario y sin pasado conocido, pero todos procuraban que se ganara una moneda y sobreviviera, era el alma de la zona. Con sus risas y morisquetas le ponía un toque de color a la mediocridad de cada dia, era de todos pero a la vez de nadie, y esa presencia sin explicación le daba al barrio un aire de irrealidad. Una mañana se corrió la voz: el arlequín ya no estaba. Se tejieron teorías y conspiraciones, pero lo único cierto era que faltaba el color y la alegría. Fue entonces que todos se dieron cuenta que ese desconocido les había dado algo que nunca volverían a tener: un ángel, el ángel de su calle.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anuncios

8 comentarios sobre “Arlequín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s