El otro yo

El otro yo

La gente pasa, va y viene cerca nuestro y vemos caras, gestos, escuchamos palabras. Pero no podemos ver ese otro yo, ese monstruo que muchos llevan, ese animal que agazapado vive detrás de todos los que conocemos, así como de nosotros mismos. Algunos son solo personajes de comedia, otros de drama pero los hay oscuros y tenebrosos. Invisibles van dentro de cada uno, silenciosos como una sombra. Y uno intenta percibir donde esta el mal, tan solo para tener una oportunidad de huír a tiempo.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anuncios

5 comentarios sobre “El otro yo

  1. Me recordó a un fragmento de documental que vi hace poco: El Evangelio de Judas. En una escena Cristo se rió ostentosamente delante de sus apóstoles cuando estos le invitaron a compartir el pan. Mostrándose todos ellos contravenidos y contrariados en su pundonor, éste les conmino a que le revelaran su verdadero espíritu, su “yo” interior, del camaleón oculto que todos guardamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s