Quijotada

Quijotada

Tu cara pintada de gris, tu disfraz un tanto tragicómico, si parecías escapado de aquellas épocas de jamelgos y doncellas. La lata en la que juntabas monedas se veía apenas alumbrada por monedas escasas, y aunque yo en mi infausta economía te daba lo que podía no dejaba de sentirme culpable por no apoyarte en esa extraña cruzada en la que tu, quijote de latón te habías impuesto como razón de vivir. Verte cada dia en aquel portal me hacía recordar que a veces no hay quijotada más grande que intentar ser feliz haciendo lo que a uno le gusta. A pesar de todo.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anuncios

9 comentarios sobre “Quijotada

  1. Nunca se ha visto que un caballero mendigue en las puertas sino como un enamorado mendiga el amor o un visionario que trasciende al mundo; puede que tu tragicómico hidalgo sea un Sancho disfrazado de arlequín!!!

  2. Raúl…puede que si, que este quijote en verdad sea un Sancho, los humanos son dados a ser camaleónicos. Teresa, creo que Cervantes al regalarnos el Quijote nos dio un personaje inolvidable por lo que simboliza. Nada mejor que él para representar a un ser especial y particular. Abrazos a ambos!!

  3. Gracias amigas por el concepto!
    Abrazos muy especiales a:

    Bett Gonzalez Casasola: Textos

    Alberto de Haro: Fotos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s