A la vera de la vida

A la vera de la vida

Sucede que a veces te sientas al costado del camino y ves pasar la vida. Nada tienes y nada te importa. Ves pasar a las personas y de repente te planteas si estás vivo o solo eres un objeto más del universo, porque te quedaste fuera del sistema, porque no puedes ser igual a todos: no tienes nada. La vida siempre será tesoro, pero se te asemeja a un regalo metido en un paquete blindado que no puedes abrir, y comienzas a percibir que no eres como todos, porque no te perciben, porque no importas, porque por alguna extraña razón alguién te sacó del juego. Y no te permiten volver a entrar.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anuncios

6 comentarios sobre “A la vera de la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s