Suave, lento e inesperado

Suave, lento e inesperado

Avanzando suavemente me acerqué a tí. No me viste llegar, casi que te sobresaltaste cuando percibiste que allí estaba, tan cerca tuyo y a la vez una imagen lejana y desdibujada. Preguntaste porque estaba ahí y tuve que pensar la respuesta. Quién sabe porqué la vida plantea esos juegos de la memoria del alma que nos impiden olvidar una sonrisa, una mirada, un beso. Inesperadamente te prestaste a la risa del reencuentro y solo ese pequeño gesto iluminó mi dia, y no me importa si lo inesperado de ti dure poco, mucho, un segundo o la media vida que queda por vivir. Me alegré que desde el fondo de mis recuerdos volvieras a mi. Y robarte esa sonrisa que no esperabas dar, inesperada hasta para mí.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anuncios

10 comentarios sobre “Suave, lento e inesperado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s