Contraluz inolvidable en una tarde soleada de mar

Contraluz inolvidable en una tarde soleada de mar

Nada como el mar para iluminarte. Adoraba ver tu sonrisa salada, tu pelo seco de espuma. Fue un amor de una tarde, pero acaso no alcanza para que dure media vida? No se borran de mí los recuerdos de los abrazos húmedos, del viento cálido que despertaba los sentidos con miradas únicas, de la extraña magia que nos envolvió como esas burbujas que vuelan y duran solo unos minutos, pero que nadie puede negar su efímera belleza.
Nada como el mar para unirnos, porque cada vez que vuelvo a esa playa te encuentro en las sombras de mis recuerdos.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anuncios

2 comentarios sobre “Contraluz inolvidable en una tarde soleada de mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s