Eternidad

Muchas veces pensamos que hay personas que deberían ser eternas. Nuestra madre o padre, hermanos o afectos a quién amamos y que deseamos siempre estén junto a nosotros. Un dia nos alcanza su partida y un espacio vacío inmenso nos alcanza, nos sofoca, nos ahogamos con lágrimas porque entendemos lo irreversible.

Y es ahí que apelamos a los recuerdos para tener de nuevo al  ausente, es ahí cuando comprendemos que la eternidad era ese segundo, ese minuto donde reímos, donde brindamos o en el cual compartimos un trago amargo, juntos ante todo.

La eternidad sin tiempo es ese preciso momento que la vida nos regala para estar junto a ese otro tan importante, la eternidad está en el abrazo, en la risa o  en la lágrima.

Luego solo queda el silencio.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

10393790_663920610402359_8228727312892790362_n

Anuncios

2 comentarios sobre “Eternidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s