Gotas

No siempre lo que vemos, lo que sentimos, lo que percibimos es lo que es. Creemos que sabemos, que entendemos y nos dejamos guiar por ese automatismo en el que vivimos, hasta que un hecho fortuito nos cambia el lente de la observación.

Lo malo del cambio es que uno ya no puede volver a la antigua mirada.

Ni a evitar entender que existe una realidad diferente. La que siempre estuvo ahí y evitamos ver.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

1898697_661204284007325_2555000854688751669_o

Anuncios