Nuevo año

Nuevo año

Vamos caminando un sendero cada dia. A veces a paso vivo, otras suavemente disfrutando el paisaje, y otras veces corremos apurados, urgidos en definitiva por la vida. Cuando el conteo de dias que hemos establecido como año toca a su fin, hacemos un balance de lo que se pasó, de todo lo que vivimos y sobrevivimos. Cuando apenas quedan horas del final de año comenzamos a preguntarnos que traerá el próximo, pedimos y regalamos deseos a nuestros cercanos como quién regala esperanzas. El reloj comienza su cuenta regresiva  y queremos creer que  encontraremos más luces que sombras, más certezas que inconsistencias. Un billete de lotería que todos tenemos el 1 de enero, nadie sabe quién tendrá premio, una promesa de felicidad endeble que ayuda a vivir, a soñar, a pensar que mañana todo será diferente. Aún cuando poco o nada cambie.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anuncios

Quijotada

Quijotada

Tu cara pintada de gris, tu disfraz un tanto tragicómico, si parecías escapado de aquellas épocas de jamelgos y doncellas. La lata en la que juntabas monedas se veía apenas alumbrada por monedas escasas, y aunque yo en mi infausta economía te daba lo que podía no dejaba de sentirme culpable por no apoyarte en esa extraña cruzada en la que tu, quijote de latón te habías impuesto como razón de vivir. Verte cada dia en aquel portal me hacía recordar que a veces no hay quijotada más grande que intentar ser feliz haciendo lo que a uno le gusta. A pesar de todo.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Enmarañado

Enmarañado

Era libre, manejaba mi aire y el viento, y no sé en que momento empecé a construír esa red que me fue envolviendo y ahogando. Miro a mi alrededor y siento que me sofoca esa estructura de vida de la que soy responsable, que más que hacerme feliz me ha convertido en alguién que tiene sus alas enredadas y no puede volar.
Miro buscando la salida y veo el cielo, el horizonte. Pienso que si hubo un camino para llegar aquí deberá existir también el de la salida, el del escape.
Solo tengo que encontrarlo.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Muchas copas en una misma mesa

Muchas copas en una misma mesa

En esta mesa virtual hay copas para todos: para los que tienen hoy una Navidad en soledad, para los que la reciben con su primer hijo o nieto, para los que tienen una silla vacía por que su ser querido partió, o para aquellos que tendrán una fiesta diferente, triste o alegre por demás. Para todos hay una copa…porque somos amigos. Mis deseos de paz y alegría para todos…Feliz Navidad!!

Betina Lorena Gonzalez Casasola

Foto: Alberto de Haro

Sal, viento y soledad

Sal, viento y soledad

Quizás fuera esa inveterada costumbre de querer hallarte en aquellos lugares que fueron perfectos para ambos lo que me llevó a la playa aquella tarde invernal. El cielo plomizo me dijo que hace mucho tiempo que no te ve aquí, las rocas y las algas extrañan tus risas y tu presencia,  la arena  ya olvidó tu huella y tu pisada. El viento me trajo un perfume a sal y a mar, quizá para que olvidara aquellas lágrimas que corrían por mi mejilla, porque te has alejado ya de mi corazón. Y de aquella playa.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

La belleza

La belleza

Unas piedras comunes, unos quijarros de esos que hallas por doquier son bellos, especiales, tanto como esa gema tallada que brilla en el escaparate de la joyería. Son piedras que creo la tierra, solo cambia la percepción que tenemos de ellas. La belleza es eso, ese sentido que nos indica que esto o aquello es hermoso, y a la vez es traicionera, porque descarta lo que es feo, lo que no entra en los parámetros que fuimos creando a través de la vida. Descubrir la belleza de la piedra olvidada es crear un diamante. El que solo nosotros podemos ver.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

El otro yo

El otro yo

La gente pasa, va y viene cerca nuestro y vemos caras, gestos, escuchamos palabras. Pero no podemos ver ese otro yo, ese monstruo que muchos llevan, ese animal que agazapado vive detrás de todos los que conocemos, así como de nosotros mismos. Algunos son solo personajes de comedia, otros de drama pero los hay oscuros y tenebrosos. Invisibles van dentro de cada uno, silenciosos como una sombra. Y uno intenta percibir donde esta el mal, tan solo para tener una oportunidad de huír a tiempo.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro