Final de verano

Final de verano

Final de verano, y sólo queda en nuestra playa las huellas borradas de nuestros pies en la arena. Caminábamos como peregrinos que rozando el agua apenas, buscaban quemar las tardes de vacaciones andando sin hablar. A veces me preguntaba si en algún momento te sincerarías y hablaríamos de los dos. Pero eso nunca sucedió. Tampoco tuve el coraje de sacar el alma afuera. Y mirando el horizonte junto a ti, seguí caminando.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anuncios

Desde el cristal

Desde el cristal

Alguna vez desee ser humana. Caminar, reír, ser libre. Pero la observación del mundo me enseñó muchas cosas. Desde mi vidriera he aprendido que hay muertos vivos, caminatas tristes y sin esperanza, miradas perdidas en el vacío de la nada, hambre y lágrimas. He visto risas, abrazos, amor y besos también, pero aún así el mundo me parece un lugar difícil, duro y frío para un ser sensible. Me quedo en mi vidriera, regalando sonrisas y elegancia. No sé si es bueno o malo, pero no muchos tienen un lugar seguro. Y he aprendido a refugiarme en él, a veces el precio de la libertad es caro. Y hay que tener con qué pagarlo.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Amor mío

Amor mío

Nunca podrás saber la exacta medida de mi amor. No sé si mis te amos alcanzan para decir que estás dentro de mí, si mis te necesito huelen a desesperación o necesidad, o si mis te deseos te hacen sentir que tu cuerpo me hace vibrar y que quisiera que también a ti te pasara lo mismo. De cualquier forma confío en que mis ojos te transmitan lo que eres para mi. Alguién único, alguién especial.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro

Anciano a la vera de la vida

Tantas aventuras, tanto caminado. tanto vivido y ahora me sorprende la vida con esta paz no deseada. Quisiera seguir andando, recorriendo los campos, llevando la vara para que los aceitunos pierdan su fruto. Pero hay que aprender resignación ante los inevitables cambios, paciencia para asumir aquello que perdemos y serenidad ante la muerte.

Textos: Bett Gonzalez Casasola

Fotos: Alberto de Haro